giphytintable.gif

Contacto:

Concepción Béistegui 2103-C4

Colonia Narvarte, Benito Juárez,

Ciudad de México

© 2023 Diseñada por Santino. tintable.com.mx

Héctor Schmucler

 

EL CORDOBÉS AUTÉNTICO/Entrevista a Héctor Schmucler

 

Jerónimo Repoll (J.R.): En primera instancia, quisiera pedirte el relato de la articulación entre tu familia y la política, que fue uno de los puntos más significativos del arranque de la conversación que tuvimos en México, la importancia de tu padre, tu militancia desde el barrio y cómo ese proceso te condicionó hasta llegar a la universidad. Y, en particular, esto de tener que meterte a estudiar medicina porque no podías estudiar letras, ¡en funciónde todos tus encierros penitenciarios!

Schmucler (S.): Sí. No es tan así. No es exactamente como lo estás enunciando. Son dos capítulos distintos. No es que yo me pusiera a estudiar medicina... Es fácil que hayas podido sacar esa conclusión o que recuerdes eso, pero es otra la historia. A ver. Vos sabés que ahora que me decís me acuerdo de lo que hablamos, de que habíamos estado hablando de esta cosa más familiar. Me acuerdo que vos me preguntaste cómo me vinculé a lo político. Ahora estoy recuperando algo. Creo que te hablé un poco del clima familiar, acotado, porque no teníamos una gran familia aquí.

J.R.: Yo empecé preguntando por Entre Ríos, tu pueblo, donde habías nacido y vos me dijiste que eso es un mito narrativo, casi.

S.: Exacto. Ahora te lo cuento escuetamente, no con todo el decorado de la otra vez. Digo, para que tengamos tiempo de algo. Bueno, yo nací en Entre
Ríos, efectivamente, en un pueblo que se llama Hasenkamp, que queda a 60 kilómetros de la capital, Paraná. Como antecedente, mi familia, mis abuelospaternos llegaron a la Argentina de Besarabia dentro de la gran inmigración judía del este de Europa. Deben haber llegado por el año 1900. Mi papá era el único que había nacido allá, era el más grande. Cuando mis abuelos llegaron a la Argentina mi papá tendría menos de dos años. Se instalaron en Entre Ríos, ahí creció la familia. Como pasó a fin de siglo, todo un contingente de inmigrantes judíos de distintas nacionalidades se dedicó al trabajo de la tierra. En realidad ninguno sabía nada de eso, nunca habían sido campesinos. Sin embargo, ésa es otra historia, larga, que no viene mucho al cuento. Mi madre también. Mis abuelos maternos también inmigraron más o menos en esa época pero mi madre había nacido ya en Argentina.

J.R.: ¿Ellos venían de la misma región?

S.: Creo que de la misma región o cerca. Era una zona muy amplia, que se llamaba Besarabia, que todavía creo que existe como región, está entre Rusia
y Rumania, aunque ése es un camino largo. Obviémoslo. Toda mi familia estuvo en Entre Ríos. Ahí nacieron los once hermanos de mi papá, que también vivieron ahí un tiempo y se fueron yendo. Mi padre dejó eso, se fue a buscar la vida por distintos lugares y, después de dar vueltas por distintos lugares en su juventud, volvió a Entre Ríos. No sé muy bien el detalle pero sé que recaló en este pueblo. Ahí se hizo comerciante, puso un negocio, tenía algunos amigos y ahí nací, por esas circunstancias.

J.R.: Pero rápidamente migraron para acá (Córdoba).

S.: Cuando yo tenía un año, algo así, mi mamá se enfermó de tuberculosis. Y, como era el hábito en la época, la mandaron a Córdoba. Entonces, calculo, yo nací en el ‘31, que en el ‘32 ya estábamos acá en Córdoba. Por eso digo que es más bien mítico lo de Entre Ríos, porque más bien toda mi vida la hice acá. Mi infancia, la adolescencia, la universidad.

Todos los derechos reservados para Editorial Tintable

Este proyecto se realizó con apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales 2014.