Libro

Comunicación, esquina con Mario Kaplún

Beatriz Solís Leree y Jerónimo Repoll

¡Comunicación es una calle ancha y abierta
que amo transitar. Se cruza con compromiso
y hace esquina con comunidad
Mario Kaplún, Chasqui, 64, 1998.

Orígenes del proyecto

Todo empezó hace dos años, cuando Beatriz Solís, coautora de este texto, en el preludio de la cena ritual de fin de año de los participantes del seminario “Prospectiva y Metodología de los Medios de Comunicación Social”, coordinado por Elsie Mc Phail Fanger y Raúl Trejo Delarbre en el Instituto de Investigaciones Sociales de la unam, comentó haber encontrado las cintas con las entrevistas de Kaplún.
¿Qué cintas?, ¿de qué se trataba? Pues se trataba, ni más ni menos de las cintas que contenían siete entrevistas realizadas por Mario Kaplún a los que podríamos considerar los fundadores del campo de la comunicación en América Latina (así llamados por Kaplún): Luis Ramiro Beltrán (boliviano), Antonio Pasquali (venezolano), Héctor Schmucler (argentino), Jose Marques de Melo (brasileño), Rafael Roncaglilo (peruano), Eleazar Díaz Rangel (venezolano) y Fátima Fernández (mexicana).
Como podemos ver, por la naturaleza de los entrevistados, las cintas constituyen un material invaluable. Pero, además, debemos sumar el componente romántico: las entrevistas fueron realizadas en 1991, según pudimos confirmar después a través de un análisis de las mismas, ya que el material no estaba fichado ni tenía indicación alguna.

Kaplún entregó a Beatriz Solís las cintas en una caja de zapatos en 1997, por si acaso se podían editar. Hacia entonces, debemos recordar, Beatriz era responsable del programa editorial de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social (Felafacs) y tenía, en la Ciudad de México, una librería especializada en comunicación (Opción). El caso es que la librería cerró y, entre sus activos, la caja de zapatos con las cintas de Kaplún fueron a parar a una bodega durante más de trece años. Allí estuvieron hasta que fueron recuperadas en 2010.1 De inmediato decidimos editarlas. Esto permitió cumplir una promesa a Kaplún, muerto en 1998.
A partir de allí, el proceso editorial nos ha llevado a pesadas transcripciones y digitalización de las cintas, así como a ricos intercambios y discusiones indiscutiblemente vigentes hoy para interrogar el futuro del campo. También ha contado con la complicidad inmediata y la mayor generosidad de reconocidos colegas y amigos del campo de la comunicación en América Latina. El reencuentro de Jerónimo Repoll con Pasquali y Roncagliolo en Perú, primero, luego con Schmucler en el Distrito Federal y en Córdoba, y posteriormente, con Fátima Fernandez.

Así, se ha establecido un diálogo íntimo con los testimonios biográficos que se desprenden de las entrevistas, con la necesidad de acostumbrar el oído a los diferentes acentos latinoamericanos y los ruidos de fondo —desde camiones, heladeros, toses de fumador, ayudantes que interrumpían, cintas que se terminaban y había que dar vuelta o cambiar, fragmentos de grabaciones previas que se colaban, ya que las grabaciones fueron hechas sobre cintas de reúso—. Un esfuerzo notable de concentración, por tanto, para que no se perdieran los detalles ni el sentido en la transcripción, para descifrar siglas, nombres, fechas.

Rápidamente, también, nos dimos cuenta de que el material no se podía reducir a un libro, aunque éste fuera la piedra angular del proyecto. Fue entonces cuando apareció el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) quien brindó apoyo a la recuperación del archivo sonoro mediante fondos de coinversión.2 De allí se derivó no sólo la posibilidad de digitalizar los audios, sino la realización de la serie radiofónica Comunicación, pasado presente. Mario Kaplún, siete programas de radio, producidos y difundidos por Radio Educación, primero, y luego disponibles en podcast en la página web , de la editorial Tintable, responsable de todo el proyecto. Durante la media hora que dura cada programa, pudimos recuperar pasajes de las entrevistas originales para, a partir de ellas, dialogar con otros colegas sobre el devenir y el futuro del campo. Nos acompañaron Raúl Fuentes Navarro, Guillermo Orozco Gómez, Eduardo Andión Gamboa, Carmen de la Peza y Delia Crovi Druetta.

Se convirtió, así, en lo que comenzamos a llamar el Proyecto Kaplún y que acabó por ser una producción transmedial. Gabriel Kaplún, hijo de Mario, nos cedió el texto “La calle ancha de la comunicación Latinoamericana” y Raúl Fuentes Navarro, quien ha dedicado su tarea y compromiso intelectual a cartografiar, visibilizar y hacer inteligible el campo de la comunicación académica en México y América Latina aceptó realizar una lectura transversal a la entrevistas, misma que se traduce en el capítulo final del libro “Intertextos, trayectorias, fundaciones”.

Esta transmedialidad no sólo pasa por la elaboración de programas de radio, la edición de un libro y la disposición de otros materiales de consulta en el micrositio del proyecto en , sino que se abre un espacio para ampliar la discusión sobre los muchos temas que se anudan en las entrevistas. Ésta es una invitación a todos aquellos que comparten el interés por los problemas de comunicación.
Es un recurso para profesores y estudiantes, para muchos de los cuales gran parte de los nombres, procesos y problemas resultan hasta hoy desconocidos. Es un espacio de reunión, polifónico y abierto, que desde Tintable inauguramos junto con la conversación con otros seis investigadores que tienen o han tenido la responsabilidad de conducir los destinos de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (amic), como es el caso de Vicente Castellanos, Maricela Portillo, Marilú Garay y María Elena Meneses; representar a los investigadores de la comunicación ante Conacyt, ante el sni, en el caso de Carmen de la Peza; y, finalmente, presidir la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación, en el caso de Delia Crovi Druetta.